Columna 33
Carlos Lucio Acosta 

        

                   VERACRUZ .(México).- El discurso político, las encuestas de entrada o de salida. Conferencias, comunicados de prensa y estudios de prospectiva, se vuelven polvo.

                   La realidad jamás será superada por la más brillante imaginación humana.

                   En seguimiento de medios de comunicación impresos de periodicidad diaria, aplicado del primero de mayo al 30 de junio del 2021, arroja cifras escalofriantes en materia de ejecuciones.

                   El sondeo de prensa tomó como base de datos el contenido de la nota roja publicada en 30 medios de difusión de las zonas norte, centro y sur de Veracruz.

                   Diariamente mueren en promedio diez personas, entre mujeres y hombres, madres embarazadas, bebés, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos, por presuntos vínculos con los cárteles del narcotráfico, delincuencia organizada y células criminales, con mayor presencia en la entidad.

                   Si multiplicamos 181 días del primer semestre del año por diez, arrojan mil 810 víctimas, y si luego también multiplicamos 184 días del segundo semestre por diez, producen mil 840 asesinatos del crimen organizado.

                   En resumen, la multiplicación de 365 días del año por diez ejecuciones diarias, aporta tres mil 650 cadáveres registrados en las zonas urbana y rural de la entidad.

                   De acuerdo a datos del Servicio Médico Forense (Semefo), las víctimas de los cárteles del narcotráfico y delincuencia organizada, se caracterizan por presentar heridas por proyectil de armas de fuego de diverso calibre en la frente, el pecho, cuerpos desnudos o semidesnudos, con las manos atadas al frente o a la espalda, con visibles huellas de tortura, mutilados y después depositados en bolsas de plástico color negro con cartulinas en las cuales estampan mensajes escritos con marcadores de aceite de colores negro o rojo.

                   En el proceso de valoración no se tomó en cuenta la muerte natural, por accidente, suicidio o derivada de las 24 variables del coronavirus, cáncer, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), influenza o dengue.

                   La situación preocupa porque de acuerdo a datos facilitados del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), en el pasado censo de población y vivienda, Veracruz ocupaba el tercer lugar como la entidad más poblada del país y en el reciente descendió al cuarto lugar.

                   ¿De qué sírvela vigilancia de la secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la secretaría de la Marina Arada (Semar), de la Guardia Nacional (Gn), de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (Sspc) y de la secretaría de Seguridad Pública (Ssp), en coordinación con sus delegaciones regionales y cuerpos policiacos en los 212 municipios del estado?

                   No se trata  de aumentar presupuesto, compra de armas, municiones, patrullas, uniformes y abultar nómina de personal, sino de reclutar conocimiento, experiencia, actualización y profesionalismo.

                   Lo más importante es ofrecer eficiencia, esa relación existente entre el trabajo desarrollado, el tiempo invertido y el resultado que responde al nombre de productividad.

                   El trabajo combinado de las fuerzas armadas, militares y civiles, solo ofrece miedo, inseguridad, corrupción y abuso de poder a los generadores de impuestos.

                   Mientras no inyecten eficacia, el delincuente seguirá dominando calles, colonias, unidades habitacionales, fraccionamientos, municipios y el estado.

                   Así de simple.      

 

 

Sólo para tus ojos . . .

 

 

 

                   ¿Aprobarán los partidos políticos la desaparición de 200 diputaciones federales plurinominales, propuestos por el presidente López Obrador?

 

(DR) Columna 33, 2021, México