Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

CUANDO LOS EQUÍVOCOS SE FORMAN EN CASCADA, SOLO INFORTUNIOS PUEDEN TRAER  AL PAÍS QUE LOS PROVOCA.             J. L. L. O.

 

Veracruz Baches, Ver, Mx. Cuando el Corona Virus empieza en el mundo, USA negó que las naves provenientes de Europa bajaran al suelo gringo, muchos renegaron de dicha acción e incluso criticaron duramente a ese gobierno, en cambio México admitió que, los viajeros provenientes del viejo continente arribaran a nuestros suelos sin mayores problemas. ¿LA decisión del gobierno mexicano dio paso a la proliferación del citado virus?, sencillamente así fue, en el aeropuerto de la Capital del País no estaba ninguna brigada sanitaria con los médicos especialistas en virus, ello para hacerle a los viajeros que llegaban un estudio que dijera su estado salud. Con ésta acción se puso de manifiesto que AMLO copiaba a TRUMP  y seguía sus decisiones como el alumno al maestro, (por decirlo más sanamente) Pero ésta decisión de AMLO dio puerta a que muy pronto, en México cundiera lo que ya estaba visto como una PANDEMIA que, a la fecha, pasa ya de los CIEN MIL MUERTOS en México, cifra a la que se pudo evitar llegar si los protocolos, para admitir a los viajeros llegados de Europa se hubieran llevado a acabo como marcan los cánones de ese tipo de emergencias, pero la satisfacción del presidente mexicano fue,  haber demostrado al mundo que los mexicanos somos candiles de la calle y oscuridad de nuestra casa.

Cierto que ya como PANDEMIA ese virus nos habría afectado de cualquier manera, pero tenga usted por seguro que, de haber seguido las normas internacionales de salud, los daños habrían sido menores a los que hoy estamos sufriendo, como vemos tenemos en nuestro presidente una persona que trata de quedar bien con el vecino sin medir las consecuencias de sus actos. Hoy con esa respuesta al triunfo de BIDEM de negarse a reconocer su triunfo, no sabemos mañana el resultado al desaire hecho al gringo, como podemos ver, el mandatario mexica, en un ring de box no le atinaría al enemigo para salvar su pellejo. El problema está en que los ciudadanos de éste País llamado seremos los que pagaremos las consecuencias de los equívocos que se den al comprar los pleitos ajenos, y esa consecuencia puede traernos serios problemas al pueblo mexica.

Aún no cumplen los dos primeros años los de éste gobierno, y sus tropiezos están dejando polvo en el camino, sin detenerse a pensar que allá, en USA son millones los que como mexicanos pueden ser mal vistos por ese gobierno que, allá, apenas empezará, esas consecuencias innecesarias para nuestros mexicas al que las comete no les importa, estas consecuencias solo habrán de pagarlas los que, por carecer en su empleos bien pagados se van a ese País extranjero para bienestar de sus familias. Y por hoy cortitas sus líneas las dejamos para que usted saque sus conclusiones como mejor le parezcan, y les dejamos los modernos medios para tratar de servirle con todo gusto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) Twitter @loyo_ochoa  y su portal de internet: www.cruceropolitico.com.mx , esperando les guste.

DECIAN LOS ABUELOS; NO HAGAS COSAS MALAS QUE PAREZCAN BUENAS NI COSA BUENA QUE PAREZCA MALA.                                                                                         J. L. L. O.   09/11/20

 

Si busca casa departamento o terreno en: Costa de Oro, Jardines de Virginia, El Dorado o en cualquier zona de la conurbación Veracruz/Boca del Río, estamos a sus órdenes en el celular 2291 329114. Recuerde que tenemos un terreno de DIEZ MIL metros cuadrados en la calzada Ruiz Cortines, casi enfrente del café de los 200 años listo para poner negocios. Su amigo José Luis Loyo Ochoa, y mil Gracias.