Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

SI EN UN PAÍS SE LE PERMITE AL PUEBLO MOFARSE DE LAS FUERZAS DEL ORDEN PERDIDA QUEDA LA AUTORIDAD DE ESE GOBIERNO.              J. L. L. O. 

 

Veracruz Baches, Ver. Mx. Un policía es un policía, o sea un representante de la ley que se le debe guardar respeto, si a ese representante de la ley, aunque sea policía de pueblo, los ciudadanos le faltan al respeto, esos mismos ciudadanos se están faltando a ellos mismos, y cuando tengan la necesidad de recurrir a alguien con el uniforme de policía no habrán de encontrar en su localidad a quien les ayude, así de sencillo. Soldados, Marinos, Policías de pueblo, todos esos servidores públicos merecen el respeto de sus conciudadanos, respeto que a ese servidor público le valdrá crecer en su labor de guardián del orden de la ciudad o pueblo en donde se desenvuelva. Sin querer ser ofensivo, pongamos un ejemplo que sea más entendible. Si usted tiene en casa una mascota canina, léase perro, y a éste animal le impide usted que ladre cuando pase alguien que no sea de su agrado, cuando un ladrón se meta a su casa para robar, crea usted que su perro no gruñirá y menos aún ladrará, por lo cual su mascota resultará un fiasco en cuanto a la salvaguarda de su hogar se refiere, pero esa mascota no es culpable de no haberle avisado de la presencia del intruso, usted hizo al perro cambiar su status de guardián al prohibirle ladrar cuando alguien no le agradaba, los animales de guardia detectan el peligro antes de que nosotros nos demos cuenta de él, es esa la diferencia que hacemos cuando no les dejamos manifestarse como son y para qué han ido a ese hogar.

Y bien, en cuanto hace las fuerzas del orden, llámense los policías de pueblo, los soldados, los marinos o cualquier cuerpo de seguridad que supuestamente son creados para salvaguardar la vida y bienes del pueblo, si éstos son ordenados a detenerse en cualquier acción en contra de los mafiosos, malvivientes o rufianes. Como usted quiera llamarles, esa fuerzas del orden no les queda más obedecer, por lo tanto podrán mirar los ataques en contra del ciudadano y nada harán, lo más inverosímil, los ataques en contra de ellos mismos, incluso cuando esos ataques se dan actúan cual sacerdotes bonzos, que se dejan matar para no ir en contra de sus enseñanzas. Ahora parece que igual vemos en los actuales cuerpos policiacos, a esos que llegaron tarde al auxilio de sus compañeros de labor, habiendo recibido el llamado de auxilio a tiempo, pero como la nueva consigna es la de no agredir a los maleantes, prefirieron hacer tiempo hasta que los criminales se fueran y así evitar un enfrentamiento. Como podemos observar, si alguien no le hace ver al señor presidente que esa política de: Cuando te peguen en una mejilla pon la otra, seguro que el puesto de guardián de las fuerzas del orden mañana serán historia de; Había una vez en el pueblo un policía. Esperando no haberle aburrido con ésta charla les dejamos los medios para servirles: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) Twitter @loyo_ochoa Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. su portal www.cruceropolitico.com.mx Esperando no haberles aburrido demasiado les damos las gracias.

P.D. (1) Si busca terreno, casa o departamento en: Costa de Oro, Jardines de Virginia, El Dorado o cualquier otro lugar de la zona conurbada Veracruz/Boca del Rio, estamos a sus órdenes en el celular 2291 329114, su amigo José Luis Loyo Ochoa, mil GRACIAS.