Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

 

CUANDO EN LAS MAFIAS GUBERNAMENTALES SURGE UN INCONFORME SU CADAVER NOS DEMUESTRA CUAL FUE SU CUOTA FINAL.            J. L. L. O.

 

Veracruz, Ver. Mx. Están pasando ahora una historia que, según dicen fue la del aspirante malogrado a la presidencia de México , Luis Donaldo Colosio Murrieta fue el nombre de un aspirante a la silla presidencial que tuvo el craso error de abrir la boca antes de tiempo, y esa abierta de boca fue su pérdida de vida, costo que tuvo que pagar por no saber cuándo en política se puede hablar y cuándo se debe de guardar absoluto silencio, mírese lo que se mire, escúchese lo que se escuche, en política se debe de saber guardar silencio y hacer de ciego, aprendiendo esas normas se podrá vivir más y mejor. El pago a Luis Donaldo fue precisamente por abrir la boca antes de tiempo ante una multitud llamada pueblo, al cual hizo promesas que nunca antes ningún político se había atrevido a hacer. De siempre toda la política ha sido un auténtico cochinero, pero con cochinos de dos patas, más en tiempo del salinismo la asquerosidad se recrudeció dando nacimiento a nuevas mafias del poder que, al día de hoy siguen robándose todo lo que sea del pueblo, y solamente los ciegos no se percatan que, en éstas mafias sí existe un auténtico CAPO, algo así como un moderno Genghis Khan o un Adolfo Hitler, ellos solo por citar a los más sanguinarios que la historia mundial tiene registrados. Y bien, al darse cuenta Luis Donaldo Colosio Murrieta donde se había metido, creyó que, como en los cuentos de hadas fácilmente podía salirse de todo el estiércol  en que se había desenvuelto, su intención sin duda alguna fue buena, pero tenía atrás de él a descendientes directos de Khan y Hitler, seres que gozaban bañándose con la sangre de los que ellos miraban como sus enemigos, y en el momento que Colosio empezó con sus discursos levantándole el ánimo al pueblo,  en ese mismo momento le fue dictada su sentencia de muerte y, esa sentencia salió de la misma silla presidencial.

Conocí personalmente a Colosio Murrieta aquí, en la ciudad de Veracruz, siendo Senador le invito Dante Delgado quien en ese tiempo fuera gobernador sustituto de Don Fernando Gutiérrez Barrios, para visitar la construcción del ACUARIO de Veracruz, por ese tiempo le reporteaba a dos medios nacionales y lógicamente quise hacerle una entrevista al senador pero, se nos cayó el velo, ese senador en ese entonces estaba demasiado pagado por todo su oropel, su altanera y crecida forma de ver al pueblo nos hizo responderle igual a él, fue el propio Dante Delgado quien intervino en lo que ya se había convertido a una discusión fuera de tono, misma en donde le demostramos al entonces senador que los veracruzanos   sabíamos responder según el modo del trato. Y llegó la fecha del destape al cual asistimos al PRI nacional, allá, antes de terminada la ceremonia y besa manos no salimos buscando el vehículo del entonces ya candidato, preguntándole a un chofer si esa era la camioneta de Colosio, obteniendo como respuesta una voz del interior del vehículo que nos dijo para sorpresa nuestra; José Luis Loyo Ochoa, prendiendo la luz e invitándome a pasar.

Ya dentro del vehículo me dijo el de la voz: Soy Luis Colosio, padre de Luis Donaldo y ella es mi hija hermana de él. Déjeme decirle que reconocimos su voz porque mi hijo tiene la costumbre de platicarme todo lo que le pasa, y cuando llegó a Magdalena de Quino me dijo que, en Veracruz un periodista le había dicho que se bajara de la nube y pusiera los pies en la tierra, que me rodeara del pueblo para hacerme pueblo. Me dijo Don Luis que su respuesta fue que, qué bueno que un Veracruzano te dijo esas verdades ya que ustedes son como nosotros, gente sin pelos en la lengua, y lo que ese veracruzano te dijo es cierto hijo, si no te bajas de tu nueve no harás nada. Acto seguido me pregunto el motivo de mi interés de ver a su hijo y le dije. Don Luis, tengo el proyecto de hacer un periódico que lo saquemos de noche, me paró y me dijo que era buena idea, que fuera con ellos al hotel ya que su hijo tenía que llegar allá, cosa que hice, a eso de la una de la mañana llegó Luis Donaldo y me dijo que ya su padre le había comentado algo por teléfono, que le agradaba mucho la idea y que, si el voto le favorecía lo haríamos en grande, que mientras empezara con una revista, que fuera al PRI NACIONAL a ver al presidente Fernando Ortiz Arana a las nueve a.m., cosa que hice y, en la puerta de Fernando estaba mi buen amigo Maldonado Pereda Juan, quien me hizo pasar con Fernando quien, a manera de saludo me dijo que ya el candidato le dijo cuál era el proyecto, y que mientras empezara con una revista dándole a él la publicidad, diciendo esto me extendió un cheque y yo exclame que donde podría cambiarlo, Juan Maldonado me dijo que se lo endosara que él lo cambiaría, haciendo caso a Juan seguí platicando con Ortiz Arana hasta que subió Juan con el dinero del cheque, Así empezó la Revista Crucero Político, dándole la publicidad a Colosio Murrieta, Huelga decir que la revista era enviada a Magdalena de Quino cada tiraje. Y el ,hecho de que mi voz la hayan reconocido tanto Don Luis Colosio como su hija fue porque, desde que Luis Donaldo le contó a su padre lo ocurrido en Veracruz, mis comentarios de Radio y columna eran enviadas a la casa paterna de Luis Donaldo. Lo escribo para que lo sepan no para que lo crean, son libres de creer o no. Mil Gracias. Y les dejamos como siempre los medios para que usted  exponer sus quejas o sugerencias con libertad: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter @loyo_ochoa  Facebook (@hotmail.com) Y su portal de internet www.cruceropolitico.com.mx

 

P.D. (1) EXPONER LAS VERDADES DE NUESTRA VIDA EN LA PLUMA ES MÁS GRATIFICANTE Y NO TEMEMOS A LA BURLA POR SER COSAS REALES.

 

P.D. (2) Si busca casa o terreno en Costa de Oro, El Dorado, Jardines de Virginia o cualquier otro lado de la zona conurbada Veracruz/Boca del río, estamos a sus órdenes en el celular 2291 329114… Su amigo José Luis Loyo Ochoa y mil Gracias.