Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

 

A MÉXICO LO CREÍAMOS CARACTERIZADO POR HOMBRES Y MUJERES VALIENTES CON UN CORAZÓN EXCEPCIONAL, PERO SOLO ES CREENCIA.              J. L. L. O.

 

Veracruz, ver. Mx. No cabe duda que, si el gran periodista que fue RIUS viviera, tendría de sobra material para escribir día y noche su clásica serie de; ¡Los Agachados!, en el México de hoy no le haría falta irse a la ranchería de su revista, con solo ver ese Zócalo de nuestra capital del País rebosado de láme suelas, vitoreando a quien nos deja hundidos en miseria y hambruna tendría material sobrado para, con la imaginación, escribir cuantos agachados somos en el País. Y no cabe duda que el hambre del pueblo se le mata con una torta y una agua de churria que no de horchata ni de chía, toda esa muchedumbre que abarroto por completo el zócalo de la ciudad de México, la verdad que fue para dar vergüenza, para ir a meternos como las avestruces, en el primer hoyo que pudiera caber nuestra cabeza por la vergüenza de ver un pueblo tan agachado y carente de dignidad.

Eso sí, miles de policías y fuerzas federales aguardaban, cual mastines enseñando sus colmillos que alguien emitiera una palabra altisonante en contra del tipo en el balcón del palacio, quizá habría muchos a la espera de poder enviar, cuando menos una trompetilla hacia ese balcón de palacio, sin embargo con los mastines enseñando los colmillos cualquiera se queda con las ganas, con todo y ello, esa gente que abarrotó ese zócalo de la capital del país se queda sin calificar a la segunda ronda de amantes de México. Desgraciadamente en México se hace costumbre el que, los que llegan como mandatarios resulten peores que los que se van, y así nuestro País vive sufriendo la misma historia de una corrupción generalizada de los políticos, pero mientras el pueblo siga aguantando sin pegar un solo grito de ¡YA BASTA!, la situación irá bajando la economía del mexicano común sin freno para pararla, ya estamos muy cerca de la caída libre, una caída de la cual no podremos levantarnos ni con paracaídas, la situación en que ahora, los que se van dejan al país, para nada es alentadora, el hecho de que todos los combustibles que se usan para la vivencia, tanto familiar como industrial sigan al alza y con ello se alcen los precios de todo lo que el pueblo consume, no tardará en explotar con desgracia de la ciudadana más necesitada, y ello sin duda recrudecerá la violencia entre la juventud que, al día que corre ya no tiene nada alentador en su futuro.

Se critica al país de Venezuela sin vernos en ese espejo, estamos corriendo cuesta abajo emulando en todo al país sureño. El resquebrajamiento de Venezuela empezó, precisamente, tal como México va, y cuando su caída la miró el mundo era porque ya nada la podía detener, conocí el País venezolano mucho antes de figurar Chávez y el Inmaduro, y era todo lo contrario que hoy es, igual, a mis casi setenta años de edad recuerdo mi México cuando se amarraba perros con longaniza y no se la comían, hoy estamos comiendo longaniza de perros, y es inicio de lo que ya tenemos en la puerta de México, pero esa situación a los que se largan nada les puede importar, ellos salen con las talegas de oro llenándoles sus alforja.   

Y aún no entra en funciones el futuro presidente y empieza a decepcionar al pueblo, ahora se contradice y dice no barrera para atrás, es decir, los que se van con sus alforjas llenas y rebosantes del oro del pueblo pueden irse tranquilos, ello cuando en campaña decía todo lo contrario, esa fue una de sus promesas que le allegó el sufragio de Juan Pueblo, y ahora se empieza a escudar en que le dejan un País en quiebra, otra excusa a su posible fracaso al sentarse en la silla del Águila. Como como Juan Pueblo podemos ir observando, ya esas escusas empiezan a salir antes de sentarse y ceñirse la banda presidencial, con lo cual ése pueblo que tanto esperaba basado en las mil promesas, empieza a tener las consecuentes dudas sobre la realidad de una mejora en la vida del mexicano. El ciudadano de México ya no está para oír promesas y, cuando espera el cumplimiento de éstas, el resultado es todo lo contrario a esas promesas.

Nuestro País y nuestra raza ya está cansado de esclavitudes en cada siglo, desde la conquista de los aztecas hemos vivido esclavizados bajo el yugo de todo conquistador, y esa clase de conquistador ahora es la clase política, y como siempre hemos expuesto, es costumbre que nos salga peor el que viene que el que se fue, Ahora a no dudar se va despejando, disculpando el pleonasmo, las dudas de lo que veremos en el inmediato futuro, esperar del gobierno entrante. Y por creo que es suficiente para darnos una idea de lo que en verdad no puede y nos esperará del próximo gobierno.

Por lo tanto les dejamos como siempre los modernos medios para tratar de servirles cómo se pueda y nos deje el gobierno: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter @LoyoOchoa  Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)  y su portal de internet para que usted exponga sus quejas o sugerencias: www.cruceropolitico.com.mx 

P.D. (Creo se molestó  el alcalde Yunes Márquez por lo de las tapas de drenaje, ya no me arreglaran mis guarniciones de árboles ni me enderezarán mi árbol que se puede caer por la estupidez del chofer de la máquina ni me pintarán mi fachada que toda la pelaron con las tuberías que recargaron en ella, al menos el silencio de quien había prometido arreglar todo hoy se hace patente.

P.D. (2) Les recuerdo que si busca terreno en: Costa de Oro, El Dorado, Jardines de Virginia o cualquier otro lugar de la zona conurbada Veracruz/ Boca del Río estamos a sus órdenes en el celular: 2291 329114, su amigo José Luis Loyo Ochoa. Y mil gracias.