Redes Sociales
Anonimo

A todos quienes están defendiendo a capa y espada a sus respectivos

candidatos, argumentando que tienen propuestas de primer mundo, debemos

ubicarlos en la realidad: nosotros no vivimos en un país de primer mundo y

no es por *el dinero*, es por *la educación*.

 

- ¿Creen que en Alemania existe una narco-cultura, donde componen música y

hacen series engrandeciendo a los criminales?

 

- ¿Creen que en Japón, si un hombre se viste de rosa, o una chica se pinta

el cabello de colores o si ambos se visten totalmente fuera de lo común, la

gente les grita "joto, puta, nacos" etc?

 

- ¿Creen que en Suiza las personas ponen cara de asco a aquellos que se

visten con los trajes típicos de su país?

 

- ¿Creen que en Holanda un policía querría coludirse con un criminal?

 

- ¿Creen que en Dubai la gente tira basura en la calle?

 

- ¿Creen que en Inglaterra las mamás les reclaman a las maestras porque les

dejan mucha tarea a los niños o les piden que en los festivales escolares

los pongan a bailar reaggetón?

 

¿Creen que en China la gente va por la vida llegando tarde a su trabajo,

robándose cosas de la oficina o incluso robando los ingresos de su

empleador?

 

La respuesta es corta y sencilla: *¡no!*

Un país de primer mundo no sólo tiene que ver con el gobierno, sino con los

*principios y valores* que sus habitantes tienen y, aunque no nos guste,

vivimos en un país tercermundista porque tenemos gente con *valores

tercermundistas, así que tengamos claro que sólo hasta que nosotros como

sociedad dejemos de ser  incorrectos, éste país  dejará de serlo*