Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

EN UN CIRCO BESTIAS SALVAJES Y MANSAS SON AMAESTRADAS POR DOMADORES  PARA QUE OBEDEZCAN AL AMO Y LAS ENJAULAN.     J. L. L. O.   

Veracruz, Ver. Mx. El acto que se vio en las redes a nivel nacional e internacional, donde el par de policías de los llamados ministeriales, con lujo de violencia tratan de someter a una dama, ello habiéndola perseguido desde su domicilio y, después entrando en un conocido café de la zona conurbada Veracruz Boca del Río, para acto seguido sacarla del citado café cual si fuera uno de los más peligrosos delincuentes de las mafias, pone de manifiesto que al menos en lo que se refiere a la Ley y el orden, quienes tienen la consigna de fungir cual jefes de absolutos de la fiscalía en cuestión, no tiene o tienen en mínimo conocimiento de cuál es la verdadera función del encargo que representan, estamos seguros que si ese par de individuos, amén de darles la adecuada preparación para el cargo, hubieran pasado un examen psicológico, jamás les habrían dado una placa representando esa ley y orden que esos individuos supuestamente representaban.

Pero aquí cabe uno de los dichos de esos  abuelos del ayer que reza: “No tiene la culpa sino el que lo hace compadre”, y demuestra en toda la línea que los GENÍZAROS no son del todo culpable del desaguizado que al que deja peor parado es al propio gobernante del Estado, aunque haya quien opine contrario a ello, pero ese cargo recae principalmente en quien en forma más directa finge como jefe de las fuerzas de la ley y el orden en la entidad, alguien que lleva cual rosario más yerros que aciertos en el lapso de los casi nueve meses que lleva al frente de esa en encomienda que, dicho también sea de paso, se supone es el garante de la integridad del pueblo, cosa que viene demostrando no tener ni la mínima idea del ejercicio del cargo que ostenta con el compromiso de servir al pueblo en su integridad, tanto física como de sus bienes, pero si aún pueda haber algo peor resalta el dicho sobre esos sujetos, aduciendo como salida airosa, que ellos habían demostrado ser de los mejores en su gestión, así las cosas cabe la pregunta, ¿Si esos eran los mejores como serán los peores?.

Esa es la forma infantil que el fiscal estatal tiene como argumentos para tratar de lavar sus tantos yerros, y cada que ese señor trata de emitir una disculpa por yerros como ese, parece manguera de jardinero de los viejitos, su manguera se riega por todos lados menos por donde su agua debe de salir, no estamos hablando mal del funcionario, que quede constancia de ello, exponemos con respeto que en el desempeño de una encomienda de esa responsabilidad no puede estar el responsable saliendo con disculpas todo el tiempo, y menos hacerlas solo cuando son ordenes de su jefe, dado que de muto propio ese señor tiene la creencia que nada debe al pueblo al que debe de respetar y hacerle respetar. No somos los únicos ciudadanos que le venimos observando los yerros a ese fiscal, el pueblo entero los mira y constata, pero aún sigue inamovible en ese puesto cual si sus yerros no importaran a quien gobierna, y eso en lugar de beneficiar perjudica y mucho al que le sostiene en el puesto.

Por lo pronto se dice que la perjudicada señora padece de diabetes, y con el susto sufrido su glucosa se elevó bastante, y hasta ahí puede haber, médicamente, remedio, pero si esa señora hubiera padecido del corazón, con toda seguridad que allí hubiera quedado tirada ya sin vida, y con un; Usted disculpe, la señora no habría recuperado la vida, pero el susto y la zozobra del momento sufrido le habrá de dejar secuela psicológicas, por lo tanto debe de hacer gastos ahora con un terapeuta, y aquí cabe la pregunta; ¿Quién correrá con esos gastos de la dama?, porque el usted disculpe no le resarce en nada el momento de tanta angustia sufrida, y mientras el dar de baja a los pésimos elementos en nada benefician a la señora ni al pueblo, ya que cabe la interrogante.

¿Cuántos elementos más estarán en ese organismo de la Justicia iguales o peores a los causantes del problema? Como podemos ir mirando, mientras el ejecutivo estatal se obstine en mantener en el puesto a quien, como ha demostrado, en ningún renglón acierta, el pueblo corre el riesgo de no saber quíen será la siguiente víctima de elementos tan pésimamente preparados.

Y por hoy creemos que ya nos acercamos al callejón de poder ser el próximo; Usted perdone, se llama José, creíamos que era Pedro, por lo que mejor les dejamos nuestros modernos medios para servirles con todo gusto, antes de ser el siguiente equívoco: http://crucero-politico.blogspot.com.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   Twitter @LoyoOchoa  Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y su portal de internet donde usted podrá exponer cuando sea la persona equivocada en las acciones de la justicia a la Veracruzana. Gracias.