Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa


EN NUESTRO MÉXICO LA CORRUPCIÓN DE LOS POLÍTICOS NO TIENE LÍMITE Y MENOS AÚN VERGÜENZA EN NINGUNO DE ELLOS.       J. L. L. O. 

Veracruz, Ver. Mx. Las desgracias dejan recuerdos imborrables, sobre todo en quienes han sido actores principales de la mismas, es decir, quien ha vivido las desgracias en su carne o en las de sus familias,  son huellas que jamás se borran y se tiene que vivir con ellas, aún con el corazón contrito por ese dolor que deja el recuerdo, habemos otros actores aunque no las hayamos vivido en su momento, pero si casi en forma inmediata después de caerles encima esos inmuebles a quienes allí vivían, les hemos comentado en espacios pasados el haber bajado del avión en la ciudad de Puebla y tomar el alquiler de un auto para llegar al lugar del siniestro en forma lo más pronto posible, de ahí empezamos a la triste y penosa tarea de tratar de escudriñar todo el movimiento de la clase política en bienestar de esos que habían perdido, desde sus bienes hasta a sus familiares, y crea usted que son actos en donde se pone de manifiesto la verdadera cara de quienes, cuando buscan el voto juran al pueblo serán los garantes de sus vidas y bienes.

Ese día del diecinueve de Septiembre del fatídico mil novecientos ochenta y cinco, y sin demora empezaron a arribar al aeropuerto  tanto de la capital del país como al de Toluca y Puebla aviones de todas partes del mundo con toda clase de ayuda. Hoy que sale a la luz que el País de CANADA envió mil quinientas tiendas de campaña nos hizo recordar que, en aquel día del año mencionado sucedió igual la llegada de muy buenas tiendas de campaña, ello para que sirvieran de albergue a todos esos que no tenían donde dormir, y no solo esa noche y si quien sabe cuántas noches más, sin embargo nuestra decepción fue mayúscula al mirar que, al día siguiente del siniestro el envió de esas tiendas de campaña ya tenían un uso, muy distinto para el que se creía esos países las habían enviado, huelga recordarles que en las explanadas de las delegaciones de la capital del País, diez y seis delegaciones, esas carpas estaban levantadas expendiendo a la venta todo lo que países extranjeros habían enviado para ayuda a damnificados, desde comestibles, ropa y todo tipo de ayuda, repetimos, para los damnificados de ese sismo del año mil novecientos ochenta y cinco.

Recordemos que por aquellos años la modernidad a la que hoy conocemos estaba aún en ciernes, ni el fax y menos el internet había en México y de ahí que, los sucesos sucios se pudieran hacer con mayor impunidad que ahora. Quien por aquellos reporteaba fuera de los lugares de los medios teníamos que enviar por la vía telefónica; sujeto, verbo y predicado, y en los medios se encargaban de hacer el reportaje sobre el tema a tratar, cuando más apoyo se podría tener era acudiendo a las oficinas de telégrafos para, por medio del TELEX enviar los reportajes lo más escuetos posible y allá se encargaban de darles la forma correspondiente. Con ello estamos diciendo que para saber cómo estaba la corrupción de los políticos infiltrados en las distintas dependencias tenía el reportero que hacerla hasta de adivino, hoy la modernidad permite exhibirlos rápido.

Pero como se dice; cuando la policía hace un método para atrapar al ladrón, éste ya hizo mil y un métodos para evadir a la policía, y así están los políticos hoy en día, contratan los suficientes maestros de las redes para tratar de tapar sus corrupciones, sin embargo quien se dedica a buscarles sus trapacerías logra brincar un poco más alto para descubrirles, hoy parece una competencia de los buenos contra los malos y, afortunadamente quienes nos dedicamos a buscarle los tres pies al gato logramos exponer al ciudadano esas corrupción que ellos, los políticos, cometen en contra del pueblo. Podemos recordar, por ejemplo que Acapulco fue el edén de un Presidente de México, aquel que estuvo antes de Ruiz Cortines y Cancún fue el negociazo de otro presidente antes del orejón de Dublín, que Huatulco fue otro negocio presidencial, y así sucesivamente se han dado las raterías en contra de todos los ciudadanos, pero por aquellos años se tardaba en saberse, y cuando se llegaba a saber el tiempo había borrado toda huella, de ahí que los corruptos lograran LA IMPUNIDAD que les tapaba sus robos en contra del pueblo.

Pero la modernidad no es tapadera de políticos corruptos, éstos seguirán existiendo y robándose los erarios del pueblo, con la salvedad y un poco de bienestar para el pueblo que, ahora, casi en el momento mismo sabemos cuál político es ladrón, o corrupto como usted quiera llamarle. Ahora falta saber a cuánto llega la ayuda en lo económico, es decir en dinero, ello para saber cuánto será lo que se roben y quiten al pueblo quienes nos mal gobiernan.

NUNCA debemos olvidar que, las catástrofes naturales son tragedias para el pueblo pero BIENESTAR para los políticos gobernantes, así ha sido y, vengan quienes vengan a gobernar a los mexicanos serán iguales o peores a los que se hayan ido. En México es el cuento de  nunca acabar, prueba de ello la tuvimos con él envió de las tiendas de campaña enviadas por CANADA, si alguien no hubiera dicho que eran MIL QUINIENTAS tiendas de campaña, habrían quedado en la mitad, es decir en esas setecientas que habían dicho primero.

Triste realidad pero realidad al fin y al cabo, como es costumbre en nuestros gobiernos la culpa, sin duda alguna será de los de logística, que no hicieron bien la tarea para exponer cuantas tiendas llegaron, lógico que alguien tiene que cargar con las culpas, errores de dedo no son. La fiesta para la clase política apenas y empieza, tendrán que hacer muchos números y acomodos en cuanto a lo recibido por las naciones extranjeras, ello para acomodarlas a modo de poderse echar al bolsillo los pesos que se lleven cual si fuera piñata la desgracia acontecida.

Y creo que hoy con ese caldo les habrá de dar pauta en adivinar de qué carne será el guisado de la desgracia en estados del país llamado México.

Así las cosas les dejamos como siempre los modernos medios con la finalidad de tratar de servirles en algo bueno: www.crucero-politico.blogspot.com.mx  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    twitter @LoyoOchoa Facebook  (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)    y su portal de internet en el cual usted podrá ser partícipe de contar la historia de corrupción que constate: www.cruceropolitico.com.mx 

Y por su atención mil Gracias.