NADIE ES ETERNO, TODOS NOS TENEMOS QUE MORIR ALGÚN DÍA PERO LOS POLÍTICOS SE SIENTEN ETERNOS Y ROBAN EN DEMASÍA.  J. L. L. O.

Crucero Político

José Luis Loyo Ochoa

¿Cuánto se llevan al morir?

Mexicano enemigo del mexicano

Veracruz, Ver. Mx. Si usted empieza a llenar un saco con piedras y quiere llenarlo con más de lo que pueda caberle, sin duda ese saco habrá de romperse, o usted no podrá cargarlo y tendrá que tirar algunas piedras o muchas, para poder cargarlo, o contratar a alguien en aras de poder llevarlo, pero su ambición va más allá de la cordura y sigue llenado ese saco hasta reventarlo. Igual nos sucede a los mexicanos con los políticos de las últimas décadas que no tienen saciedad, no saben cuándo deben de parar en sus robos con los dineros del pueblo, jamás saben cuándo deben saciar sus ambiciones, creen esos señores que su vida será eterna, que habrán de vivir mucho más de lo que cualquier mortal puede vivir, y ese es el error que les lleva a la ceguera de no darse cuenta cuando deben de parar en su robo al pueblo.

Lamentablemente esa situación la vemos y palpamos desde el primer ejecutivo junto con su familia hasta el último de su escala de ¿servidores públicos?, no se percatan que la morir irán, igual que todos los, bien a una fosa, o bien a un crematorio en donde los millones que se robaron no cabrán, y habrán de quedar fuera de las tumbas para beneficio de otros seres, bien familiares o socios de sus latrocinios. Quienes vivimos y somos de éste hermoso pueblo llamado México no tenemos idea del monto de dineros que cada uno del grupo del poder, bien sean municipales, estatales o federales, se llevan en cada gestión en la que el pueblo les escoge.

Para el ejecutivo nacional existe partida discrecional que suma miles de millones de pesos, misma que nadie del pueblo sabe a cuánto asciende, pero que ese primer ejecutivo de la nación puede usar como el nombre lo indica, discrecionalmente sin tener que rendir cuentas a nadie, entre los políticos se dan pensiones millonarias que a ningún ciudadano común le brindan por muchos años que haya laborado, pero que a ellos se las dan en cada gestión que hayan tendido sin hacer nada productivo para el pueblo, es recurrente el saber que tal o cual político es pensionado por el IMSS con más de veinte mil pesos, ello sin tener cotizadas ni la mitad del número de semanas que al trabajador se les exigen en aras de poder obtener una pensión, misma que las más de las veces se mísera y ni siquiera alcanza el salario mínimo, pero esa clase política se autoriza ellos mismos como botín de guerra esas pensiones insultantes para el resto del pueblo, y así, vemos como son pensionados en más de dos y hasta tres dependencias con sueldázos que dejan mudos de dolor más que de coraje a quienes sí merecen esas pensiones.

Y así por el estilo vemos esa casta divina hacerse millonarios en los puestos a los que llegan, ello cuando antes andaba cada uno de ellos, bien de aventones o en camiones como cualquier pueblerino, insistimos en cuánto a que en México, el peor enemigo el mexicano es el mexicano mismo, sucede al igual cuando se van de mojados al otro lado de la frontera, son los mismos mexicanos los que denuncian ante la migra al paisano y no los patrones.

Como podemos ver, observar y corroborar, nuestro México tiene al enemigo en casa y ese enemigo es el mexicano mismo, hemos dejado que los políticos se conviertan en una casta divina y que, esa misma casta nos aplaste cual si los del pueblo fuéramos cucarachas a las que deben de aplastar hasta que truenen, somos el pueblo mismo el que hemos tolerado a todos esos “gentiles”  a los que mantenemos como reyes, dejándoles creer que tienen el derecho de sobajarnos y robarnos hasta el aire que respiramos, jamás hemos hecho ver al clan político que los que mandamos somos los del pueblo, y que ellos tienen la obligación de obedecer y velar por el bienestar ciudadano sin permitirse robar un solo centavo de los erarios que son, exclusivamente del y para el pueblo, nosotros los del pueblo hemos sido  los que les hemos dejado creerse esos reyes que creen ser, desde los legisladores que cual marqueses o duques se autorizan elevar sus percepciones como si en verdad fueran a esas curules a trabajar en bien del pueblo que, repetimos, somos los que deberíamos mandar a cada uno de ellos, nosotros les dimos el voto, amén de que nosotros hemos permitido que hayan esos legisladores llamados plurinominales tanto en diputados como en senadores y ello, sin ninguna necesidad de que existan.

¿Cuándo COMO PUEBLO DIREMOS YA BASTA? Es hora de que la clase política acepte que son EMPLEADOS,  TRABAJADORES del pueblo al que ellos deben de servir y no servirse de nosotros. Si no quieren eliminar senadores que se dejen en uno por cada estado, es decir, TREINTA Y DOS senadores para el país, que los diputados dejen de ser en número de QUINIENTOS para que, como máximo sean dos por cada estado y con eso ya son bastantes, y así podríamos hacer en otras líneas donde están como reyes, suprema corte de la nación, Pemex, c.f.e. y un sin número más de puestos en aras de vivir del presupuesto sin mirar por el pueblo.

Y HASTA aquí le llegamos por día, piense usted amable lector como ciudadano que es para que eliminemos a tanta rata como tenemos en éste barco llamado México, ratas que nos están dejando morir de hambre mientras que ellos están como cuinos de engorda. Y como siempre les dejamos nuestro medios para servirle: http://crucero-politico.blogspot.mx  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter  @LoyoOchoa  Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y su portal de internet desde donde esperamos que podamos servirles con todo gusto. www.cruceropolitico.com.mx  y mil gracias.