Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

TAL PARECE QUE LOS CIUDADANOS MEXICANOS SOMOS EL NEGRITO DE LAS FERIAS, QUE  ASOMA LA CABEZA Y TODOS LE TIRAN LA PELOTA.    J. L. L. O. 

Veracruz, Ver. Mx. No cabe duda que los mexicanos saltamos de la sartén para caernos de pompas al fuego; la clase política nos exprime hasta la última gota de sangre dejándonos a punto de expirar, y por si fuera poco la madre naturaleza no viene a poner el último clavo al féretro, ello como si aún tuviéramos un hálito de vida. Entre uno de los lugares donde al andar por el mundo nos tocó vivir un poco fue, precisamente en Juchitán, Oax, y crean, los recuerdos de ése girón de nuestra Patria son bonitos, gente muy amigable   y sincera, pero muy directa en sus decires y nada dejadas, sus costumbres las defienden hasta con sangre y jamás permiten ser subyugadas por nadie, valientes como no muchos pueblos, con leyes propias que defienden sus costumbres sin permitir que sean pisoteadas por nadie.

Jáltipan fue la tierra de un ex gobernador, Fernando López Arias, un hombre pequeño de estatura pero con grandeza de político de esos que, en la actualidad ya ni por sorteo se encuentran en éste País por esos nuevos, a punto de destruir. La madre naturaleza se ensañó hoy con dos grandes pueblos, el segundo no es la primera vez, allá por los años cincuenta (quizá) el pueblo de Jáltipan fue totalmente destruido por un sismo, quizá de igual magnitud que el que recién pasó y causó daños a Juchitán. Seguro quienes tienen algunos años vinieron a su memoria el destrozo de Jáltipan, pero nada que ver ahora con las desgracias que hizo la naturaleza ahora con Juchitán.

Repetimos, por si fueran poco los saqueos que los políticos hacen a todo el pueblo mexicano, ahora la madre naturaleza se muestra implacable para quienes sin duda, son de los pueblos más pobres de México, aunque en la actualidad todo México nada y no en la abundancia Y SI EN LA POBREZA. Oaxaca y Veracruz se distinguen a no dudar por tener los primeros lugares en cuanto a pobreza se refiere, ello amén de toda la ola de violencia que, en ambos estados nos azota, ello aunque los que nos mal gobierna digan lo contrario. Y no podemos dejar de recordar el sismo de mil novecientos ochenta y cinco, una desgracia que ante el mundo puso al descubierto la corrupción de los políticos mexicanos, una desgracia natural que, en forma por demás inmediata todos los países del orbe, cual uno solo, empezaron a enviar de todo, ropa, comestibles, riendas de campaña y sobre todo DINERO, DINERO en inmensas cantidades.

Fortunas que hincharon cuentas del grupo de políticos en el poder, pero el pueblo seguía con su desgracia y padeciendo todos hambre, hambre de alimento y hambre de justicia. En las explanadas de las delegaciones en todo el entonces Distrito Federal, sin recato se alzaban aquellas tiendas de campaña de las dádivas del extranjero, hermosas y de primera calidad, pero se alzaban para venderle a los ciudadanos cual si fueran súper mercados, todos los comestibles, ropa y enseres que la ayuda mundial había enviado para repartir entre los damnificados del sismo, vergüenza no tenían en ese entonces los políticos de ese otro nefasto presidente que tuvimos.

En Bucareli se empezaron a ver los desfiles de camiones de volteo que supuestamente era para sacar los escombros, pero cada camión tenía que dar su cuota ($$$) para registrarse, no importaba que muchos de esos camiones llegaran hasta empujados por otro camión, el chiste era ser registrados y anotados para recibir sus billetes, previo haber dejado buena parte de esos billetes a quien les anotaba. Todo eso y mucho más no nos contaron, fuimos testigos personales de la desvergüenza. Y ojo, los medios que nos atrevíamos a exhibir esa desvergonzada y corrupta rapiña que imperaba a todas luces, recibíamos la amenaza que a no dudar nos impedía exhibir el saqueo, y si no la amenaza se hacía directamente con las gerencias de los medios.

Humberto Ramírez Rebolledo, por aquellos diputado federal por el pan, y aunque usted lo dude por aquellos años SI HABIA PANISTAS HONESTOS, no como los de ahora que se venden y compran desde conciencias hasta dignidades de todos los que aspiran a vivir del presupuesto, pues bien, entre ese diputado y este servidor hicimos una acuciosa investigación sobre la corrupción con manejaron todo lo que los países nos enviaron, y Oh sorpresa, la amenaza incluyó a nuestra familias, así que tuvimos que dejar de hacerle al Don Quijote y, lo peor, quemar todas las pruebas que habíamos logrado con nuestras investigaciones. Por aquellos estábamos en un diario capitalino que pesaba con peso de plomo, se había logrado un lugar por ser exhibidor del político corrupto, pero los enemigos ahora estaban en el mismo gobierno federal, luego entonces las fuerzas para el grupo de periodistas eran mínimas contra esas fuerzas federales.

Humberto Ramírez hizo su retiro de la política cuando le gremio panista dejó en el arcón del olvido sus principios que les había enaltecido, ahora son igual que todos, corruptos, deshonestos y canguros en aras de que es el animal más parecido a una RATOTOTA, lamentablemente ese síndrome y cáncer es generalizado en todos y cada uno de los partidos y partiditos que hay en México actual.

HOY, de nueva cuenta, todos los países del globo terráqueo se han dado a la tarea de enviar ayuda a México, ahora solo falta saber a qué bolsillos irán a parar toda la ayuda que, el resto del mundo le envía a México, porque desgraciadamente cuando sucede una desgracia masiva al pueblo, los políticos la ven como una bendición para ellos, la desgracia les permite engrosar sus cuentas bancarias sin que el pueblo pueda contar con migaja, Ahí están aún en Puente de Alvarado unas casitas de lámina, casi junto a donde está la oficina de la Secretaría de Hacienda, ahí fueron a meter a los damnificados de Tlatelolco y hasta no hace mucho tiempo ahí seguían, Placido Domingo formo un lista para darles casa a los que fueron vecinos de sus padres, y en un año, todos ellos tuvieron sus casas, huelga decir que por ese entonces Chirino Calero estaba en una secretaría inherente al pueblo, y tenía como achichincle a un veracruzano, al que envió a ver a Placido Domingo, al cual como un saludo le dijo que ellos se encargarían de  hacer las viviendas con los pesos que él tuviera de sus conciertos, pero Placido Domingo, ahí delante de los presentes lo mandó a ver a la comadre de su MADRINA y lo sacó de esa reunión.

Existe mucha más historia relacionada con el sismo de MILNOVECIENTOS OCHENTA Y CINCO, y seguro que quienes vivieron esa fatídica fecha la recuerdan pero por hoy hasta aquí les dejamos, esperando que ahora un poco de la ayuda en verdad llegue al pueblo adolorido. Les dejamos como siempre medios en donde usted podrá exponer sus quejas: http://crucero-politico.blogspot.com.mx   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Twitter @LoyoOchoa  y su portal: www.cruceropolitico.com.mx  esperando que el pueblo reciba los envíos que el resto del mundo manda para mitigar los sufrimientos recibidos por la Naturaleza.