Crucero Político
José Luis Loyo Ochoa

ESTAMOS EN MÉXICO Y AQUÍ EL QUE MANDA ORDENA, Y SI ORDENA QUEDE SU VÁSTAGO EN LA SILLA DIFICIL VER OTRA OPCIÓN.   J. L. L. O.

 

Veracruz, Ver. Mx. Pasaron las elecciones del cuatro de Junio y, demostrado quedó que el que manda ordena, y mandó, ordenó y quedo quien él puso, así de fácil y sin vuelta de esa borrosa hoja no escrita, y como en el teatro, el show debe continuar y continúa, ahora son las campañas del 2018, campañas para ¿ELEGIR? Gobernador de Veracruz, pero van por el periodo de seis años, en las pasadas elecciones quedó  demostrado que nuestro pueblo de Veracruz no discierne, no piensa y menos aún sopesa los pro y contras, se deja llevar muy dócilmente por las olas que forman la marea (Lógicamente del mar), y por esas olas van al camino que les lleven, eso sí, siempre y cuando les den para sus chelas y tortas, con los mil pesitos por voto, o como en la pasada elección por mil doscientos pesitos, votan con amor por el candidato que les paguen su voto, ya decía a ustedes que, el domicilio del servidor y amigo de ustedes está en la calle de Arista esquina con el callejón Guillermo Prieto, y en el callejón viven dos panistas y un arrastrado que nunca ha sido panista pero ahora lame ese piso con succión y gusto, y bien, la noche anterior al día de elección, como sucede en cada evento de esa naturaleza, cual si en ese callejón tuvieran la imagen de una virgen o santo, la romería de fieles se miran acudiendo al llamado de la adoración de esa imagen que está en los billetes impresa, pero si lo sabemos nosotros que somos vecinos, con seguridad que lo saben los de los partidos contendientes, sin embargo nadie de la competencia se asoma a persignarse en ese callejón, solo acuden fervorosos los que van por su bendición para el  día siguiente acudir a las urnas a sufragar ya santificados, pero recordemos que la elección pasada la fervorosa bendición fue solamente para un solo municipio, y ahora la cosa está a no dudar más competida, la próxima elección se hará en los doscientos doce municipios y, BENDECIR a ciudadanos de doscientos doce municipios deben dar millones de ostias, y de los 212  municipios no pueden tener la certeza de que todos se persignen con la misma religión, de ahí que se corre el riesgo de desperdiciar ostias sin que el fervor sea aceptado por todos.

Que de todas las iglesias, católicas y/o protestantes hay sus sacerdotes y el que llaman su pastor, y en la otras religiones deben de tener otros nombres esos guías que se dicen espirituales, pero como decimos, no es lo mismo convertir un pueblo que convertir a doscientos doce pueblos. Cierto que el señor del cristianismo multiplico los peces en su rezo de la montaña, que multiplico los panes y quién sabe si también múltiplo el vino con su magia, pero ahí no estaban los habitantes de doscientos doce tribus que ahora llaman municipios, luego entonces ahora hay mucha diferencia a la del sermón de la montaña sin poner en duda las magnificencias del hijo del creador, y aunque aquí también va un hijo y que, aunque no es del creador si es del que hoy manda, aunque exista la duda si gobierna bien o mal, pero caso es que manda, y es quien ordena a sus apóstoles gane su vástago.

Y recordemos que en ésta venidera contienda no va como candidato uno solo, en número los cándidos y candidatos deben de pasar de la decena, no creemos sea mayor el número dado que, para hacer campaña de ésta envergadura se requieren muchos costales de esas harinas que hacen felices a los creyentes que asisten a los sermones de esas montañas, y quizá sean más los cándidos y candidatos que no tendrán ni un kilito de esa harina para un pancito, y como los seguidores sabidos están que después de esos sermones en montaña no habrán de volver a beber ni el agua de un vasito de papel, es más difícil acepten a ir sin siquiera una torta con jamón ya verde.

RESUMIENDO apreciado lector, está campaña que ya está encima la habrá de ganar aquel cándido y/o candidato que tenga más harina, para hacer no solo panecillos sino hasta pasteles y porque no, hasta volovanes y hojaldras que les pueda llenar el ánimo de fervor creyente a sus seguidores, Resumiendo a como decían los abuelos; el que tenga más saliva tragará más pinole, aquí será que él tenga más harina logrará más votos, de eso estimado lector no hay duda, pero repetimos que no es igual el dar tortas y aguas de chía en un municipio que darles a los ciudadanos de doscientos doce municipios, esa suma ya pasa de uno cuantos milloncejos para hacer un chingo de eso que ahora ya no hay, dado que se gastaron en la pasada elección y dudamos que para la que se avecina haya quedado algo en el cochinito.

Por lo tanto los cándidos candidatos que se enlistan en la siguiente campaña van con algo más de esperanza para poder, aunque solo sea llevarse el tercer lugar, figurar en algo parecido a un mi triunfo. Y por hoy dejamos ese análisis de lo que se avecina en los meses venideros para poder hacer, según parece, algo así como un mini reino de ésta entidad federativa que se llama Veracruz, y como siempre les dejamos los modernos medios para servirle: http://crucero-politico.blogspot.com.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    Twitter @LoyoOchoa  Facebook (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)  y su portal de internet donde con gusto podrá dar a saber sus protestas y/o necesidades: www.cruceropolitico.com.mx  y Mil gracias.