MAREA ROJA.
J.J. CASTILLO.

25 DE FEBRERO 2021

 

Ley es una norma jurídica dictada por los legisladores, es decir, un precepto establecido por la autoridad competente en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia, cuyo incumplimiento conlleva a una sanción.

 

O sea, la Ley es la norma jurídica elaborada y expedida por el Congreso de la República para el ejercicio de las competencias constitucionales, por consiguiente, existen personas debidamente reconocidas y acreditadas dentro del marco legal que nos rige, para su aplicación y en su caso la sanción que corresponda.

 

En base a esta definición nadie puede aplicar justicia, mucho menos aplicar sanciones si no está acreditado y reconocido dentro del marco legal.  Esto viene al caso por la empresa extranjera GRUPO MAS que distribuye agua contaminada por no tener el debido tratamiento residual a los municipios de la zona metropolitana de Veracruz-Boca del Rio y Medellín de Bravo, sin dejar de omitir los precios exorbitantes del preciado líquido, de que gira oficios en base al artículo 105 de la Ley 121 de Aguas del Estado de Veracruz  a su personal, que por cierto son unos tipos, que si les proporcionan un par de guantes no saben si ponérselos en las patas o en las manos, para que les corten el agua a los que en cierta forma no pagan el servicio porque este no existe, ya que reciben agua de pésima calidad de soluble. Lo que quiere decir que el grupo de extranjeros no tienen la facultad legal para ordenar un corte del vital líquido.

 

El corte de agua y apegado al articulo 105 de la Ley de Aguas del Estado de Veracruz deberá ser ordenado por un Juez o por mandato municipal, ya que se trata del cumplimiento de una Ley y no cualquier particular lo puede hacer y mucho menos si se trata de una empresa compuesta por extranjeros. En síntesis, Grupo MAS y sus filiales están impedidas de llevar a cabo cortes totales del vital líquido y más por no sujetarse a lo estipulado en la correspondiente concesión.

 

Para manifestar su rechazo a la empresa extranjera el GRUPO MAS, el Ingeniero Oliver Olmos Cabrera y su Movimiento Civil Independiente, MOCI por sus siglas, desde hace más de dos años ha emprendido la defensa de los pobladores de esa zona metropolitana para que reciban en sus domicilios y negocios agua de calidad, de acuerdo a lo ordenado por la Secretaría de Salud y de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, pero hasta la fecha el grupo de empresarios extranjeros ha sido apático, obvio con la complacencia de los alcaldes de esta prestigiada zona.

 

El pasado lunes primero de marzo el Movimiento Civil Independiente realizó una marcha con más de un centenar de inconformes usuarios de la empresa de extranjeros GRUPO MAS para que regularicen los precios del vital líquido, pero lo más importante que se apeguen a lo ordenado por las autoridades sanitarias, ya que de no ser así se dejará de pagar un servicio que no existe y si se rumora de un posible enfrentamiento entre consumidores de este preciado líquido y los orangutanes empleados de la empresa extranjera del GRUPO MAS.

 

Es la primera vez en  la historia política del país en que en época pre electoral, la población se ha visto tan agraviada por sus autoridades municipales, no aprendieron la lección recibida en las pasadas elecciones, en que la sociedad en general se volcó a votar en contra de un sistema que estaba plagado de impunidad y corrupción, hecho en que está arrepentida que votó por un cambio que no existe, ya que ahora aparte de impunidad y corrupción hay ineptitud y de esto Juan pueblo ya está hasta la madre.

AL TIEMPO. 

Escríbeme Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.