MAREA ROJA.
J.J. CASTILLO.

El luchador social, ingeniero Oliver Olmos Cabrera, oficialmente está dado de alta en el Sistema Nacional  de Registros  del Instituto Nacional Electoral INE por sus siglas, como ciudadano independiente por la alcaldia de Veracruz, con el cien por ciento de los requisitos  exigidos que pide dicha convocatoria, expedida y autorizada por el Organo Electoral para la elección del ya próximo proceso electoral. 

Si bien es cierto, que Olmos Cabrera no cuenta con el capital económico que tienen los diferentes candidatos de los partidos políticos, sí cuenta con el capital moral de miles de usuarios que lo apoyarán por la labor social que ha desempeñado en bien de la población, no solamente del municipio de Veracruz , sino del área metropolitana Veracruz- Boca del Río y Medellín, en la lucha en contra de las empresas extranjeras MAS y CAB de Veracruz y Boca del Río, respectivamente, que distribuyen agua contaminada y mucho, mucho más cara que la energía eléctrica.

Una lucha a lo largo de dos años en que se ha ganado el aprecio de miles de habitantes de esta zona, por su desinteresada labor y que su único fin es el bienestar de la sociedad, solicitando la cancelación de dicha concesión que fue otorgada a esas empresas extranjeras por gobiernos del Partido Revolucionario Institucional y del Partido de Acción Nacional, con esto no quiere decir que todos los miembros de estos institiutos políticos sean marranos y trompudos como los que autorizaron que empresas extranjeras contaminen a la población con agua no  propia para el consumo humano y que ahora pretenden encaramarse una vez más en el carro que transportará a ciudadanos que buscarán un puesto de elección popular el próximo proceso electoral de junio 2021. 

La sociedad en general está esperando con los brazos abiertos de que los tradicionales institutos políticos abanderen a sus candididatos y de resultar los mismos pillos que han dejado bastante lastimada a la población, les pasarán la factura, pues no quieren más de lo mismo y Oliver Olmos como candidato independiente puede dar  una sorpresa, ya que no es el primero que la daría, ahí tenemos a Jaime Rodríguez Calderón que fue el primero en dar el campanazo en el 2015 ganando la gubernatura de Nuevo León, barriendo al PRI y al PAN imponiendo una votación récord de dos votos contra uno de los partidos que se sentían dominantes, dejando muy atras a Ivonne Alvarez y Felipe de Jesús Cantú del tricolor y el blanquiazul, respectivamente. 

En la elección municipal del 2017 el sanandrescano y ex diputado local por ese distrito Octavio Pérez Garay fue el primer candidato independiente en busca de la alcaldía de San Andrés Tuxtla, saliendo a las calles y comunidades de ese municipio en busca de las firmas para consolidar su aspiración, logrando reunir cuatro mil firmas lo cual logró, superando con gran margen  la cantidad exigida por el entonces IFE, con lo que demostró que la población ya está harta, tanto del tricolor como de acción nacional. 

Reitero, el tricolor y acción nacional no es que sean ineptos y corruptos, los que los prostituyeron fue una camada de juniors recomendados de papi, de amantes, compadres y amigos que ensuciaron estos institutos políticos y que hoy vuelven a la carga, como Carolina Gudiño Corro ex alcaldesa nefasta que hizo de su administración una verdadera cueva de ladrones, junto con sus  hermanitos y a su papi que de vendedor de mercería lo hizo diputado, pretendiendo ser diputada por Veracruz URBANO.  

Esto es lo que no quiere el pueblo, porque ya está de estos dizque políticos hasta la madre. 

AL TIEMPO.