Juan Tirado
<Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.>

Legisladores respaldan a Mario Delgado ante llamados a declinar por Muñoz Ledo.

**Muñoz Ledo busca dar “golpe de Estado” a Morena, acusa Mario Delgado.

**A través de un desplegado, 37 senadores, 110 diputados federales y 68 diputados locales señalaron que “es indefendible pretender forzar la declinación de la candidatura de nuestro compañero Mario Delgado.

Ciudad de México. 11 Octubre 2020.- Senadores y diputados locales y federales de Morena manifestaron su total respaldo a Mario Delgado para dirigir Morena y afirmaron que pedir la aceptación de un “triunfo” que no lo es “es negar la democracia”. 

A través de un desplegado, 37 senadores, 110 diputados federales y 68 diputados locales señalaron que “es indefendible pretender forzar la declinación de la candidatura de nuestro compañero Mario Delgado a favor del compañero Porfirio Muñoz Ledo”. 

Insistieron en que hubo un empate y, por lo tanto, no puede confirmarse una ventaja significativa de un contendiente sobre el otro. 

Deberá realizarse otra encuesta.

“Pedir la aceptación de un “triunfo” que no lo es, es negar la democracia: ¿Cuál sería la representatividad del presidente de Morena y cuál su legitimidad para dirigir a un partido que aspira a ser profundamente democrático? Lo que tenemos que hacer todas y todos es fortalecer a la nueva Presidencia y no convertirla en una representación débil”. 

Además, recordaron a la militancia que “nadie ha ganado, nadie ha perdido, respetamos el proceso y alcancemos la unidad”. 

En el documento que circula en redes sociales se refirieron a Delgado como “él sí es una persona intachable y honorable, de limpio historial y respetuoso de las familias, de las mujeres y de todos los mexicanos; él es un luchador incansable y fiel seguidor del ejemplo de nuestro máximo líder, Andrés Manuel López Obrador”. 

Por lo que, precisaron que “Nadie ha ganado. Nadie ha perdido. Respetemos el proceso. Alcancemos la unidad. Seamos congruentes con la democracia”. Indicaron que después de lograr que el cambio de la dirigencia de Morena se realizara con base en una encuesta abierta a la ciudadanía, y de enfrentar a una “burocracia aferrada al poder”, el Tribunal Electoral del Poder Judicial mandato al INE llevar a cabo esa consulta entre militantes y simpatizantes del partido. 

Recordaron que el INE propuso reglas y una metodología que aceptaron todas y todos los participantes, quienes se comprometieron a acatar el arbitraje de las autoridades electorales. 

“Las reglas establecen que de existir empate entre dos contendientes por el primer lugar, se aplicará otra encuesta; y en la realizada sobre la Presidencia, resultó un empate entre los compañeros Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo, aun cuando Mario Delgado ganó dos de tres encuestas”. 

Subrayaron que las encuestadoras reportaron resultados muy cerrados y, como consecuencia de ese empate, la autoridad electoral dispone la realización de otra encuesta con los dos contendientes que registraron mayor preferencia. “Por esta razón se puede inferir que nadie ha ganado ni nadie ha perdido en lo que se refiere a la Presidencia de Morena”.

Tampoco es honorable, agregaron, “señalar que hay dinero podrido detrás de los candidatos, y menos de nuestro compañero Mario Delgado. Las y los militantes que apoyan a sus candidatos lo han hecho a título personal y con muchos esfuerzos”. 

Mencionaron que vienen de una larga lucha para tener una dirigencia legítima que los represente, y apoye de verdad a la Cuarta Transformación. 

“No es el camino torcer las reglas, y no es de compañeros seguir dividiendo a la militancia y confundiendo a la ciudadanía. Debemos dar el ejemplo de que en Morena respetamos los acuerdos y las reglas del juego democrático. Vamos por la tercera encuesta, pero también por la unidad”. 

Muñoz Ledo busca dar “golpe de Estado” a Morena, acusa Mario Delgado

**El diputado federal y aspirante a la dirigencia de Morena afirmó que su contendiente puede convertir al partido en oposición al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mario Delgado, legislador y aspirante a la dirigencia nacional de Morena, advirtió que su correligionario Porfirio Muñoz Ledo busca dar un “golpe de Estado” al partido y convertirlo en una fuerza de oposición al presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Después de que Muñoz Ledo se declaró ganador de la encuesta organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) para definir al nuevo dirigente nacional de Morena, Delgado afirmó que el ex presidente de la Cámara de Diputados está obsesionado por encabezar al partido como un capricho personal. 

“Con el anuncio de su autoproclamación, Porfirio busca hacer una suerte de golpe de Estado al partido; está atentando contra la ley y contra la democracia. Eso no es una buena señal ni para Morena ni para el país. Qué contradicción sería para nuestra lucha democrática el tener un dirigente espurio”, puntualizó Delgado.

Durante un encuentro con candidatos morenistas en vísperas de la elección del 18 de octubre en el estado de Coahuila, el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados sostuvo que Muñoz Ledo es capaz de desconocer en cualquier momento al presidente López Obrador. “Con este nivel de vehemencia, Porfirio puede en cualquier momento desconocer a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador o hasta atacarlo por su convicción democrática, porque el último año ha sido un claro opositor a sus políticas”, dijo. 

Señaló que las constantes críticas, golpeteos y ataques de Muñoz Ledo a las políticas del Presidente de la República son muestra clara de que puede convertir a Morena en un partido de oposición al gobierno, al ser la ruta que está proponiendo a través de las rupturas, el sectarismo y la exclusión. 

“Nunca es tarde para madurar, Porfirio. ¿Cómo quieres ser recordado? Se puede llegar a la vejez con templanza y sabiduría, o se puede llegar, como dice Andrés Manuel López Obrador, como un ambicioso vulgar”, arengó el diputado Mario Delgado. Recordó que Muñoz Ledo fue dirigente del PRI y del PRD, y ahora “está obsesionado” en dirigir Morena como un capricho personal para pasar al Récord Guinness. 

“En Morena tenemos que buscar la trascendencia de nuestro movimiento, no de caprichos personales. No podemos permitir que la ambición se apodere de nuestro movimiento ni que triunfe la discordia”, remarcó.