MAREA ROJA.
J.J. CASTILLO.


No hay mal que dure cien años y precisamente el pasado siete de septiembre terminó el periodo de gestión sindical en lo que era antes el poderoso SINDICATO NACIONAL UNIDAD Y PROGRESO TAMSA, fecha fatal para los que por décadas llevaron las riendas de esta organización dependiente de la Central de Trabajadores de México, CTM por sus siglas, décadas en que el verdadero obrero quedó inmerso en la apatía de los que se dijeron sus dirigentes.


Apatía y no precisamente por ineptitud, sino más bien por ambición de volverse millonarios a costa de los trabajadores de esa importante factoría llamada en la actualidad Tenaris Tamsa, mientras estos espurios dirigentes encabezados por Pascual Lagunes Ochoa vivían y han vivido en la opulencia los obreros se han sostenido con su sueldo, pues las prestaciones laborales que han sido provechosas las han aprovechado el sempiterno líder Pascual Lagunes Ochoa y su reducido séquito de seguidores.


Con tomas de nota apócrifas se han traslado el liderazgo entre amigos y familiares, ignorando por completo a personal sindicalizado que por antigüedad tendría derecho a ocupar una cartera dentro de esa organización sindical para velar por los derechos del trabajador.


Los obreros sindicalizados de Tenaris Tamsa acusan que Pascual Lagunes Ochoa jamas ha dejado el poder sindical, pues la prueba más contundente es la de su sobrino Aquilino Lagunes que por años ha sido el tesorero de esa organización, aunque los cambios de estafeta sindical han sido con toma de notas ilegales él sigue sosteniéndose en el mismo cargo, por obviedad quien manda en esa organización.

Cansados los obreros de tanta impunidad y vejaciones encontraron en el obrero Enrique Ruiz Saavedra quien los representará lo que originó que lo despidieran junto a un numeroso grupo de seguidores, sin inmutarse Ruiz Saavedra desde entonces ha seguido la lucha, buscando el bienestar de la clase trabajadora de Tenaris Tamsa, logrando ser un líder desidente, que ha provocado hacer importantes huecos en el espurio liderazgo


Por cierto, aunque el Segundo Tribunal Colegiado en materia de trabajo ha ordenado la reinstalación de Enrique Ruiz Saavedra y compañeros que fueron objeto de esta arbitrariedad, la instrucción se la han pasado por el arco del triunfo, ya se verá una vez que empiecen a laborar los juzgados federales, haber quien le cae la voladora por desacato a la orden del tribunal


Dice una de las sabias consejas que muchas veces dentro de lo malo está lo bueno , pues aún siendo un liderazgo espurio como el que han sostenido Pascual Lagunes y camarilla podrían los obreros haber exigido dónde quedó el dinero del reparto de utilidades que la empresa Tenaris Tamsa erogo en mayo de este año, utilidades que son del año 2019 porque hasta la fecha el obrero no ha recibido un quinto..


El nerviosismo laboral está cundiendo entre la base obrera de Tenaris Tamsa, ya que también está pendiente la firma de un contrato colectivo de trabajo en uno de los departamentos más importantes de dicha factoría y todo porque no existe un nexo jurídico entre empleador y trabajador, ya que los que se dicen representantes de dicho sindicato están impedidos por no tener reconocimiento de la autoridad competente.


Es decir los obreros de Tenaris Tamsa a estas fechas carecen de un sindicato que vele por sus intereses laborales, por lo tanto urge se convoque a nuevas elecciones o en su defecto un comité interino, mientras sea elegido un verdadera líder sindical.


La Secretaria del Trabajo Previsión Social y Productividad tiene la palabra que se ponga a trabajar, ya que desde el inicio del gobierno de la 4T esta dependencia su actuación ha sido más que gris y el tamsero está hasta la madre y viene una etapa electoral muy importante para la consolidar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

AL TIEMPO.