Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

Contrario a lo que ocurrirá en el gabinete federal donde algunos secretarios se irán de candidatos a gobernadores, según dijo en su conferencia mañanera de ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el gobierno estatal no saldrá ningún director general, subsecretario o secretario para buscar una candidatura, y deberán permanecer en sus cargos hasta que concluya la actual administración.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez lo declaró la noche del miércoles en el programa semanal “A 8 Columnas” que pasa por TVMÁS y que modera el periodista Ramsés Yunes Zorrilla.

Recordó que esa práctica se daba en gobiernos anteriores cuando ocupar un cargo era para ganar presencia estatal o un lugar en los medios y hacerse populares para irse saltando a otros cargos. “Aquí tendrán que concluir sus seis años para cumplir y responderle a la sociedad que nos eligió. Pero nadie se irá”.

El gobernador mencionó que respeta los derechos políticos de todos los ciudadanos y que los integrantes de su gabinete también lo son, “pero aquí se adquirió un compromiso y sí voy a señalar a alguien que renuncie para irse de candidato”.

Comentó que tuvo una reunión con todos ellos y les dijo que el compromiso adquirido fue de seis años. “Les pedí que ninguno me fuera a pedir licencia o renuncia a su cargo porque se fuera a ir como candidato, que el compromiso es de seis años, que tienen que sacarlo y no les voy a aceptar su renuncia. Está garantizado que ningún secretario, subsecretario o director general se irá como candidato”.

Dijo que hasta ahora ninguno le ha externado su inquietud en ese sentido.

Caso contrario, el presidente López Obrador previó que algunos secretarios de Estado dejen sus cargos para buscar otro de elección popular en los comicios del próximo año.

“Es posible que sí se presente y el que quiera tome ese camino, va a quedar en libertad, todavía no sé bien, pero es muy probable que decidan ejercer su derecho a votar y ser votados. En general dijo que todos sus colaboradores se están aplicando a fondo, por lo que a corto plazo descartó que vaya a haber cambios en su equipo de trabajo”.

Frenará rumores pero también a futuristas

La declaración contundente de Cuitláhuac acabará con los rumores y las versiones de que habría cambios en su equipo de gobierno, pero también frenará a futuristas políticos que aspiraban a ocupar un cargo en la administración estatal.

El más sonado para irse, según los rumores, era el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, pero luego de lo que dijo el gobernador se da por hecho que está firme en el cargo.

En realidad, versiones confiables del altiplano refieren que influyentes personajes políticos cercanos al presidente López Obrador cada que pueden le plantean la necesidad de hacer cambios en Veracruz porque, a juicio de ellos, las cosas están y van mal e incluso pronostican que tendrán malos resultados en la elección del próximo año.

Por otra parte, un grupo de diputados locles, con la simpatía de funcionarios cercanos al gobernador, venía o viene haciendo planes para ocupar los cargos que, según tenían previsto, quedarían vacantes al irse varios titulares a contender por un cargo de elección popular.

También es inocultable que al interior de la administración hay una soterrada lucha por el control político y de poder y que al menos tres grupos se mascan pero no se tragan y se dan patadas bajo la mesa: el del propio Cisneros, el del secretario de Educación Zenyazen Escobar García y el de Rocío Nahle.

Tres grupos decidirán candidaturas

De estos, dos grupos, más el del delegado federal Manuel Huerta, serán los que decidan las candidaturas de Morena para el próximo proceso electoral, aparte de que no hay dirigente estatal.

El del gobernador Cuitláhuac, con el que identifican al de Zenyazen, está representado por el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, y por el aspirante a la dirigencia estatal, Esteban Ramírez Zepeta; el de Manuel Huerta está representado por el diputado José Magdaleno Rosales Torres y por el coordinador de la diputación federal veracruzana de Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabé, quien también aspira a presidir la dirigencia estatal. Hay un representante más, que es el del grupo de Rocío Nahle.

Harán la administración más chica

En lo que sí coincide el gobernador con el presidente es en desaparecer Subsecretarías para irlas fusionando. En el mismo programa comentó que se hará por motivo de ajustes al gasto corriente.

Citó la fusión de las Subsecretarías de Comunicaciones y de Infraestructura, de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), en la que ahora es de Infraestrutura y Telecomunicaciones.

Anunció también que las anunciadas Secretarías del Mar y de Cultura seguirán esperando para su creación, hasta 2022, según haya recursos. La del Mar la anunció desde que era precandidato, en una visita a El Dictamen.

Hay carpetas abiertas contra exgobernadores

Cuitláhuac dijo, por otra parte, que hay carpetas abiertas por el presunto delito de corrupción contra sus antecesores, sin mencionar nombres.

Expresó que tras entrevistarse con el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, se confirmó que las carpetas se mantienen abiertas y continúan en proceso de investigación.

Tampoco dijo si su administración solicitará que se aceleren los procesos o si hará algún reclamo por lo presuntamente sustraído, aunque el dato puede hacer ruido ante el inicio del proceso electoral federal.

De acuerdo a las versiones periodísticas, habría denuncias contra los exgobernadores Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes Linares.

Negaron registro a Redes Sociales y al grupo de Pedro Haces

En forma sorpresiva, la tarde de ayer se confirmó que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral negó el registro como partido a Redes Sociales Progresistas, al que se le vincula con la maestra Elba Esther Gordillo. Esa agrupación está comandada por el yerno de la maestra, Fernando González.

Igual pasó con la agrupación Fuerza Social por México, del dirigente sindical Pedro Haces, y lo mismo con el Grupo Social Promotor, vinculada al extinto Nuevo Alianza. La negativa fue por anomalías en su constitución. Pasaron en cambio Encuentro Solidario, antes PES, y México Libre, de Margarita Zavala.