Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

En horas críticas para la humanidad, una frase define muy bien a la presidenta municipal de Tamiahua, Citlali Medellín Careaga: “Estoy en la fase de que ya no me importan las críticas”. Afirma contundente: “Yo ya estoy en la otra parte”.

Tan lo está que ya tomó medidas concretas no solo para prevenir el contagio del COVID-19 coronavirus sino que acopia productos básicos para surtir las despensas de sus representados y prepara un plan de contingencia económica para apoyarlos en el periodo más crítico, algo que ni el gobierno federal ni el estatal ni el resto de los alcaldes del país han hecho hasta ahora.

Madre (soltera) de tres hijos, de 48 años de edad, se convirtió el viernes pasado en el centro de la atención mediática al prohibir el acceso a su municipio de automóviles con placas de otros estados como medida precautoria para enfrentar la pandemia mundial.

En respuesta al secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, quien pide a los alcaldes no adelantar medidas hasta que él las autorice, su respuesta es contundente: “en mi cargo de primera autoridad y mandataria de este municipio mi deber y obligación es salvaguardar la vida de las y los tamiahuenses”.

Con otro argumento: Tamiahua es un pequeño municipio que no cuenta con infraestructura hospitalaria; no hay una sola clínica para hacer frente al COVID-19.

No tenemos manera para, en un determinado momento de contingencia, atender gente o salvar gente ni poder hacer absolutamente nada. Si llegase a haber un contagio en este municipio tendríamos que canalizarlo a Tuxpan y aun así allá tampoco creo que tengan las herramientas suficientes para atender esta pandemia”.

En entrevista con la reportera Claudia Montero del portal alcalorpolitico.com, el viernes pasado proclamó: “En Tamiahua ya estamos en otra fase”.

Esta mujer, que llegó al cargo postulada por el Partido Verde Ecologista de México, quien tomó la iniciativa de dar plena vigencia a la Ley Orgánica del Municipio Libre, que sustenta el artículo 115 constitucional, por su nivel de preparación no es una alcaldesa cualquiera.

Tiene una licenciatura en Economía y Comercio así como una maestría en Mercadotecnia Turística cursadas ambas en Florencia, Italia, así como una especialidad en Empresas Turísticas,

Acaso su formación académica en Europa y concretamente en el país que más víctimas fatales lleva por el COVID-19, Italia, 4,825 hasta el sábado, contra 3,261 en China, donde se originó el virus, la llevó a blindar su municipio.

Pero, por el acuerdo que tomó el cabildo, su actitud no es de rebeldía contra la autoridad estatal o de oposición, pues estableció que para el bienestar de la gente “es necesario trabajar de la mano, gobierno y sociedad para seguir las recomendaciones que emitan las autoridades de salud”.

Aunque tiene criterio propio. Le bastó con que se registraran casos positivos en el estado para considerarlo suficiente y entrar en acción.

Ante la molestia de foráneos por el blindaje que impuso dice que la entiende pero argumenta:

Es normal que la gente no logre discernir lo que está pasando a nivel mundial y lo que va a pasar en este país. Entendemos que hay mucha gente todavía necia, que no entiende, no dimensiona y no comprende lo que viene. Pero nuestro deber es informarlos y en mi cargo de primera autoridad y mandataria de este municipio, mi deber y obligación es salvaguardar la vida de las y los tamiahuenses”.

Sobre las críticas que pudiera recibir por no acatar las indicaciones de las fases oficiales en que se encuentra el país y el Estado responde que no puede esperar indicaciones cuando sabe que su responsabilidad es velar por el bienestar de los ciudadanos.

Nosotros ya estamos en otro nivel de lo que pueda indicar el gobierno federal, yo no voy a esperar a que el gobierno estatal o federal me den respuesta y mucho menos esperar qué indicaciones me van a dar, porque esto supera a todos los niveles de gobierno. Creo que cada alcalde debe hacer lo propio, porque nosotros tenemos la responsabilidad de nuestro municipio”.

Critica que el gobierno federal no afronte la realidad porque “no muestra una respuesta o acciones favorables para los mexicanos”, ante lo que insiste que los presidentes municipales deben responder con acciones para los ciudadanos que confiaron en ellos.

Prepara plan de contingencia

Y de las palabras ha pasado a los hechos.

Prepara ya un plan de contingencia económica para ayudar a la población comprando abarrotes, carne, pescado y frutas para que todos sus representados tengan alimentos asegurados durante el periodo de aislamiento.

Para ello, en reunión de cabildo se decidió ampliar y modificar los recursos del ayuntamiento del Fondo de Aplicaciones Múltiples (FAM), con los cuales ya compró varias toneladas de frijol, arroz, y otros básicos así como aceite para surtir la despensa de los tamiahuenses.

Informó que ya se organizan con ganaderos para la adquisición de carne; con las pescaderías para compra de pescado y camarón, y con los citricultores para comprarles las naranjas que van a distribuir.

Además, ya se preparan con un plan de contingencia económica, “para ver cómo vamos a apoyar a la población en las semanas más difíciles, yo ya estoy en la otra parte”.

Mujer a la que le apasiona la música, el baile, el canto, la lectura y sobre todo estar informada de lo que acontece en el mundo, a quien lo que más apremia es ayudar a su gente, según dice en su perfil de Facebook, tiene también experiencia política.

Se define activista social por la igualdad de género –“por desgracia también he experimentado ser víctima de violencia”– y en 2016 trabajó en la Cámara de Diputados como Coordinadora Nacional de Foros para la Mujer con las comisiones para la igualdad de Género del Senado de la República, además de que ha sido delegada y coordinadora política en su distrito Tuxpan a lo que se agrega que fue delegada de la Secretaría de Turismo en el norte del Estado. En lo laboral fue directora de Mercadotecnia de una cadena hotelera italiana.

Hace cinco años publicó en su cuenta de Facebook: “A mis 43 años entendí que en esta vida todos tenemos una misión, una causa que nos obliga a luchar día a día contra todo, aun contra corriente, para llegar a nuestras metas”.

Ayudar a nuestro prójimo, a quien más lo necesita, es algo que te llena el alma, el espíritu y una vez que inicias en esta noble labor te comprometes más y más y nunca lo dejas de hacer porque sabes, entiendes que la gente te necesita y muchas veces depende de ti salvar, sanar, resolver muchas situaciones de su día a día”.

Aprendes a dar porque sabes qué es no tener. Si conoces el hambre, la sed, el frio, con mayor razón entiendes al débil, al sediento, al enfermo. Yo estuve muy cerca de la muerte y Dios me dio una oportunidad más de vida; sé qué es estar enfermo a punto de morir, no tener los medios para poder salvarte: en esos momentos solo Dios me ayudo a seguir aquí”.

Remata diciendo que sus experiencias la han “dejado muy marcada, pero también fortalecida… soy, una guerrera que no se detiene ante nada, que solo se arrodilla ante Dios”.

Tecolutla se suma

El sábado, el ayuntamiento de Tecolutla tomó la misma medida que el de Tamiahua. “Agradecemos tu comprensión y apoyo, por favor pospón tu viaje, te esperamos en otra ocasión”, dijo en un aviso a las personas con placas foráneas.