BREVES DE AGUARENA
Juan Salomón

De película: dos exgobernadores, antiguos amigos y hoy acérrimos rivales tratan de impulsar a sus vástagos hacia la gubernatura de Veracruz. Los potenciales candidatos son Javier Herrera Borunda, hijo de Fidel Herrera Beltrán, y Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo de Miguel Ángel Yunes Linares.

 

Javier buscaría la candidatura por el Partido Verde en alianza con MORENA y otros que se les unan. Yunes Márquez abriga la esperanza de que lo cobijen de nuevo PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y, si se puede, el mismísimo PRI… aunque ustedes no lo crean.

 

Ambos grupos trabajan ya coordinados por los respectivos progenitores, aunque en el caso de los Yunes pudiera haber cambio de planes y que en vez de Miguelito, el escogido fuera Fernandito, el actual alcalde de Veracruz, más carismático que su arrogante hermano. Podría… aunque quién sabe.

 

En cuanto a Javier Herrera Borunda parece avanzar viento en popa, pero allegados suyos se muestran preocupados porque “el muchacho no levanta”. Se pasa de cauteloso, actúa a la antigüita, teme asomar la cabeza y con frecuencia no contesta el teléfono ni a sus amigos. Es lo que dicen. Este reportero no lo ha tratado personalmente.

 

De ser así, en lo referente a uno y otro, los verdaderos contendientes en este match serían, una vez más, los irreconciliables exgobernadores.

 

Fidel Herrera Beltrán va invicto en 6 elecciones: Ha sido diputado federal en 4 ocasiones, una vez senador y gobernador e hizo ganar con todo el poder político y económico la gubernatura a su otrora protegido Javier Duarte de Ochoa derrotando al propio Yunes Linares en 2010.

 

En cambio, Miguel Ángel Yunes Linares ha perdido dos elecciones: Marcela Lombardo, la hija de Vicente Lombardo Toledano, le arrebató la diputación por un distrito de la Ciudad de México en 1988, y en 2010, después de renunciar al PRI y postulado por el PAN, fue vencido por Javier Duarte de Ochoa en la elección para gobernador de Veracruz.

 

Ha sido diputado local y tres veces diputado federal.

 

En 2016 por fin alcanzó también por el PAN la gubernatura de 2 años. En 2018 intentó que su hijo Miguel Ángel fuera gobernador y no pudo. Ganó Cuitláhuac García, de MORENA.

 

En la próxima elección para gobernador intentarán enfrentarse de nuevo Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes, esta vez con sus herederos, Javier Herrera Borunda y Miguel Ángel Yunes Márquez o su hermano Fernando.

 

Fidel, de 70 años y enfermo, se apresta a dar su última gran batalla política.

 

Miguel, acorralado por el presidente López Obrador y el gobernador Cuitláhuac García, hará lo imposible para imponer a su hijo como gobernador.

 

Quizás se anulen uno al otro y ninguno de los dos vea jamás a su hijo en la gubernatura del estado. Lo peor para ellos sería que ni a candidatos llegaran. La moneda está en el aire.