Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

A quienes conocen del tema de la producción y distribución de electricidad en Veracruz, sorprendió sobremanera que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez antepusiera el interés del presidente Andrés Manuel López Obrador al de los veracruzanos.

En julio de 2018, treinta días después de que había sido elegido presidente, el tabasqueño anunció que se condonarían las deudas de “morosos en resistencia civil” de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El martes pasado, en medio de un fuerte y prolongado aplauso de representativos de su entidad que lo escuchaban, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, anunció que la Comisión Federal de Electricidad condonaba la deuda histórica por 11 mil millones de pesos que miles de sus paisanos tenían con la empresa y que además a partir de la próxima semana se aplicará en su Estado la tarifa 1F, la más barata para uso doméstico y que se aplica en ciudades con una media de temperatura en verano mayor a 33 grados.

Curiosamente, el no pago de luz había sido promovido por López Obrador desde 1995, que tomó como bandera primero en el PRD y luego en Morena.

Ante el anuncio, el senador Ricardo Ahued Bardahuil reaccionó de inmediato reclamando un trato igual para Veracruz. En un video que subió a las redes sociales, dijo: “Estoy en el Senado para servir a Veracruz y no me voy a quedar callado. Veracruz no es plato de segunda mesa, informando que ha tenido varias reuniones de trabajo con deudores campesinos, amas de casa y productores veracruzanos que, igual, solicitan el borrón y cuenta nueva y para quienes pidió dejar sin efecto las órdenes de aprehensión que hay en su contra. Comentó que desde el Senado ha luchado por esta causa pero que no ha habido respuesta positiva.

“Vengo representando a Veracruz. No tolero que se dé un trato diferente a los veracruzanos. Tenemos meses representando a esta gente que ha sufrido detenciones de la Fiscalía General de la República. Dos, que se haga la recategorización de las tarifas. Tres, que se borre la cuenta y que se le dé el mismo trato a Veracruz que a los tabasqueños”.

Cuitláhuac solo hace lo que ordena AMLO

La actitud de Ahued contrastó totalmente con la del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien una semana antes, el 7 de mayo, durante una visita al Estado del director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, había declarado que “eventualmente” buscaría negociar la reducción de tarifas para los sectores turísticos y agropecuarios pero que no habría revisión de las tarifas domésticas pues por órdenes federales primero se deberían esclarecer las condiciones en que recibieron la empresa.

 “Reciben una empresa de CFE también en un desastre económico, (...) esta transición no es sencilla y por lo tanto ellos obviamente confían en el ingreso tarifario y el cobro de algunos derechos, pero yo creo que si vamos a estar seis años el estado de Veracruz podría tener algún convenio con la Secretaría de Energía y CFE sobre todo para el sector agrícola y el turístico; se planteó a Rocío Nahle y me dijo que pronto iba a tener un estudio para ver qué posibilidades habría”, manifestó entonces.

Con ello dejó en claro que prefiere quedar bien con el presidente, quien lo impuso como candidato y ante quien está totalmente supeditado, antes que con los veracruzanos que lo eligieron y a quienes supuestamente representa y cuyos intereses está obligado a defender pero que no lo hace ni lo va a hacer como dejó de manifiesto con su declaración. No tomará ninguna iniciativa y hará solo lo que le ordenen en la Ciudad de México. No hace valer, así, la autonomía de Veracruz dentro del Pacto Federal (artículo 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos).

Su argumento, sin embargo, se lo invalidó el propio López Obrador quien no vio ningún “desastre económico” tanto así que la deuda que condonó a sus paisanos fue por 11 mil millones de pesos.

No hace valer la aportación de Veracruz

En Veracruz operan 14 centrales generadoras (hidroeléctricas, termoeléctricas, de turbogas y una nuclear) que representan el 12.5% de la capacidad productiva de todo el país, aunque en la generación nacional real de electricidad alcanza una cifra porcentual aproximada al 17% (la generación nacional es de 228,490 GWh y la de Veracruz, de 38,036.6 GWh, o sea, un 16.65%).

Las centrales termoeléctricas son Tuxpan II, Tuxpan III y IV, Tuxpan V, Adolfo López Mateos en ese mismo municipio, Poza Rica y Dos Bocas; hidroeléctricas, Encanto, Minas, Texolo, Huazuntlán, Tuxpango y Chilapan, y la nuclear de Laguna Verde.

Lo anterior hace a que ocupe el primer lugar y sea el único productor nucleoeléctrico, que sea el primer lugar en termoeléctrica, el segundo en el Sector de Productores Independientes y el décimo en plantas hidroeléctricas.

Además, tiene redes de transmisión y de distribución integradas por líneas de alta, media y baja tensión en una longitud que alcanza 4,714 kilómetros, redes a través de las cuales se envía electricidad al Área Metropolitana de la Ciudad de México y al estado de Puebla, pues produce 38,037 GWh y consume solo 10,656 GWH, apenas el 30%, por lo que el resto, 29,500 GWh es lo que exporta.

El Estado tiene también subestaciones de distribución y en electrificación rural cubre prácticamente el 100% de la población.

Un dato significativo es que Veracruz es el Estado con el menor costo de generación por Kw/H, de acuerdo a la CFE, sin embargo, el costo de la energía para el consumidor, doméstico, comercial e industrial es mayor al de las regiones Noreste y Noroeste del país, por lo que se ha buscado un equilibrio tarifario, tomando en cuenta que gran parte del territorio estatal tiene un alto índice de calor y hay ciudades, como Tierra Blanca, que son verdaderas “Islas de Calor”.

Fidel, el último gobernador que reclamó

Todo lo anterior lo trató de hacer valer el gobernador Fidel Herrera Beltrán, el último que se interesó y se ocupó de lleno del tema, quien reclamó al entonces presidente Felipe Calderón que se bajaran las tarifas al nivel del norte del país y de Yucatán, lo que le valió un rompimiento con el panista y que como represalia dejara de apoyar al Estado más allá de lo estipulado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Otros de los reclamos de Fidel era que el gobierno federal (ahora con Morena se le llama Gobierno de México) concluyera la infraestructura complementaria en las cercanías de la planta de Laguna Verde, incluyendo las vías de escape para la población en caso de alguna contingencia, que hasta la fecha no se termina y la que existe está destrozada.

Asimismo, reclamaba que las oficinas del Plan de Emergencia Radiológico Externo estuvieran en el Estado, de preferencia en Cardel o Úrsulo Galván, y no en la Ciudad de México, pues argumentaba que no era lo mismo atender una urgencia y movilizarse desde el sitio más cercano que desde la capital del país.

En el sur hay resistencia civil

El miércoles pasado, un día después de la condonación en Tabasco, en una reunión en el municipio de Cosoleacaque, Alfredo Basulto Hernández, coordinador regional de Resistencia Civil contra la CFE informó que empresarios, organizaciones sociales y gobiernos municipales están reuniendo firmas para solicitar a López Obrador que otorgue el mismo beneficio a Veracruz.

Dijo que en Veracruz son más de 30 mil usuarios los que están en resistencia civil y que tienen el apoyo de los senadores Ricardo Ahued y Gloria Sánchez, de Morena.

Robar electricidad es bueno para AMLO: Sergio Sarmiento

En su columna “Jaque Mate” de ayer en el diario Reforma, Sergio Sarmiento comentó que: “Con este anuncio López Obrador está demostrando que cumple sus promesas de campaña, aunque sean injustas”.

Agregó que: “El boicot al pago de electricidad ha sido ejemplo de cómo un político puede manipular a los electores para hacer daño a una empresa del Estado con el fin de beneficiarse en lo político. También reveló que la visión de López Obrador sobre el robo de bienes públicos es muy sesgada. Robar combustible a Pemex es malo, porque se está despojando al Estado y a los mexicanos, pero robar electricidad para apoyarlo a él es bueno porque la causa justifica el delito”.

El texto completo del artículo se puede leer en el siguiente enlace: https://www.reforma.com/adios-a-tu-deuda-2019-05-16/op156634