COMO VEO… DOY
NEFTALÍ URBINA DÍAZ

 

*IMPORTANTE DESTACAR SIEMPRE EL ASPECTO HUMANO EN LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA, SEÑALA EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TSJ EDEL ÁLVAREZ PEÑA 

  

*PRIVA EL NEPOTISMO EN EL GOBIERNO DE VERACRUZ Y EL CONGRESO. ¿LA FAMILIA ESTÁ DE ACUERDO? 

 

*AHORA, TAMBIÉN LOS DIPUTADOS ABUSAN DEL PODER, CON LA COMPLACENCIA DEL GOBERNADOR 

 

*MULTOTA QUE PAGARÁN LOS MISANTECOS POR LA FAMOSA “DESPESCUEZADA”; EL PRESIDENTE MUNICIPAL DE MISANTLA, SIN PREOCUPARSE 

 

Como muy importante, describe el Magistrado Presidente del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, Edel Álvarez Peña, la labor de los jueces, como la de los directores de los CERESOS, pues, de acuerdo a sus palabras: “no sólo tienen la tarea de cuidar los centros en el Estado, sino que, esta labor va más allá porque, lo importante, es la parte humana que ya ha marcado y que es el estilo de gobernar del ingeniero Cuitláhuac García Jiménez, una parte muy humana en todos los aspectos”, esto se dio el pasado sábado, en la capital de Veracruz y fue en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, directores de Centros de Reinserción Social del Estado, así como con jueces del Poder Judicial, el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura del Estado de Veracruz que preside el Magistrado Edel Humberto Álvarez Peña, y con la finalidad de abordar los criterios previstos en la nueva Ley Nacional de Ejecucion Penal, efectuaron un conversatorio que, de acuerdo con las impresiones de los asistentes al mismo, resultó ser todo un éxito.

 

Lo hemos estado diciendo reiteradamente, la famosa Cuarta Transformación es, hoy por hoy, la nueva mafia del poder; pero en Veracruz, todos están siguiendo el ejemplo del gobernador que, tiene una pléyade de parientes en diversos puestos clave de la administración estatal; las acusaciones de nepotismo por parte de diversos secretarios de despacho abundan, en la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad, en la Secretaría de Protección Civil, donde la titular tiene trabajando a una persona con la que está íntimamente ligada; la Secretaría de Salud, la Secretaría de Medio Ambiente, en fin, hasta el momento, no sabemos de un área de la administración pública estatal en la que, el titular de la dependencia, no tenga incrustado a un pariente e incluso, hasta “las amiguitas”. Eso que tanto se criticó que sucedía en las administraciones pasadas, está ocurriendo hoy, con peor intensidad porque, los nuevo amos del poder en el país, vienen llenos de odio y sed de venganza, como la de Cuitláhuac García que no pudo lograr la remoción de Jorge Winckler, el fiscal del Estado y pieza clave de Miguel Ángel Yunes, pero lo más aberrante, es el amiguismo que se da en el nuevo gobierno pues, por citar un caso, la diputada local por Xalapa, Rosalinda Galindo Silva, tiene a varios familiares incrustados en diferentes áreas del gobierno del Estado e incluso, del ayuntamiento, en este caso, nos referimos al regidor quinto del ayuntamiento xalapeño, Juan de Dios Alvarado, tal vez porque, desde un principio, la planilla de Hipólito Rodríguez lo contemplaba, pero ahí está, cobrando un buen sueldo como regidor. Las hijas de la diputada, están en la secretaría de turismo, su hermana, está en RTV, ocupando un importante cargo; su hermano está en la Secretaría del Trabajo; otro de sus hermanos, es Director General de Fiscalización de Fondos Federales de la Contraloría General del Estado; un concuño está en INVIVIENDA; un cuñado, es asesor en el Congreso del Estado; un yerno, está con una subdirección en SEFIPLAN, donde el segundo de a bordo es el primo del gobernador, Eleazar Guerrero Pérez y a quién le apodan “vice gobernador”; pero como Rosalinda Galindo Silva es parte del círculo cercano del gobernador, obviamente, no pasa nada, así están las cosas. Son precisamente éste tipo de actitudes, las que nos llevan a pensar que, la mafia del poder, sólo cambió de piel, como las serpientes, pero en esta ocasión, resultan más ponzoñosas estas víboras porque, como fueron elegidos “por el pueblo” ¡Ni el viento es capaz de mover uno sólo de sus cabellos! Porque su “mesías tropical” les perdona todo. Y lo mejor, a sólo cien días del nuevo gobierno ¡El gobierno del cambio! 

 

Y otro que sigue dando de qué hablar, es el presidente municipal panista de Misantla, Othón Hernández Candanedo quién, el pasado viernes, recibió, de parte de la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente, un documento para que, gracias a la promoción de la “despescuezada”, pague una multa que raya el medio millón de pesos, por difundir prácticas que atentan en contra de los animales, lo peor es que, esa multa la van a pagar los misantecos pues, será cubierta con dinero de las arcas municipales, dinero que se obtiene del cobro del predial, la basura, las multas de tránsito y policía, en fin, dinero de los ciudadanos, quizá por eso dice Hernández Candanedo que, a él, nadie le puede hacer nada, que porque “ya habló con el 1 y el 2” y gracias a eso, nadie lo toca, ni lo tocarán. Por cierto, el edil misanteco, también comete delito de nepotismo pues, además de tener una hija diputada local, a la que le regalaron la curul por apoyar a chiquiyunes en la pasada elección, tiene a su yerno trabajando como asesor en palacio municipal y también, en el Congreso veracruzano, asesorando a su hija, la diputada María Graciela Hernández Íñiguez. No conforme con lo anterior, es muy probable que, Hernández Candanedo tenga pacto con alguien del gobierno pues, además, Luis Fernando Rodríguez Pérez, el yerno, tiene en su contra, una acusación por delitos electorales, al ser señalado como el dueño de varios vehículos que anduvieron, repartiendo despensas a favor de los Yunes azules en la elección pasada, entre otros, una Pic Up cuyas características particulares, constan en nuestros registros y otros, salvo uno que no se logró identificar pues, al parecer es un vehículo de uso ¡Así trabajan los panistas de Yunes! ¡Nadie les ha hecho nada! Por cierto, en un evento del gobierno federal, el pasado viernes, el munícipe falló en su discurso y, tal vez pensando en el cierre del carnaval que lo hizo famoso a nivel nacional o porque vio al subprocurador de medio ambiente con el recibo de la multota, se equivocó y soltó una nueva palabra: “CAPATIZALACIÓN”; recién salida de la boca de Othón Hernández Candanedo, lo menos que le gritó el público asistente fue: “otro Peña Nieto”, pero hubo quienes dijeron, que esa palabra, es la que define, el “arte” de la “despescuezada”.