Columna 33
Carlos Lucio Acosta

        

                   VERACRUZ (México-EUM).- El presidente Enrique Peña Nieto autorizó apoyo financiero superior a los 200 mil millones de pesos al gobierno de Veracruz.

                  La secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) agilizó los trámites correspondientes considerando la situación económica de la entidad.

                   De acuerdo a la Transferencia de Recursos de la Federación a las Entidades Federativas (TRFEF) la entrega se haría en dos emisiones: los primeros cien mil millones de pesos durante el 2017 y los segundos cien mil millones de pesos en el 2018.

                   Los recursos aprobados por la presidencia de la república son para cubrir intereses y descender los actuales niveles de la deuda contraída en los períodos locales de los gobiernos de Patricio Chirinos Calero, Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares.

                   Veracruz es el estado que mayor respaldo financiero ha recibido del gobierno federal en los dos recientes últimos años, confirma el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados en su informe del 2017, divulgado en la última semana de abril del 2018.

                   Encabeza la lista de las principales cinco entidades que más consideraciones financieras obtuvo por parte de la federación en los recientes 17 meses.

                   Pero nada de esto es gratis, ni forma parte de algún programa de estímulos o es respuesta a la solidaridad institucional.

                   Veracruz es uno de los tres estados que en los recientes quince años aumentó su aportación a los impuestos Sobre la Renta (ISR), al Valor Agregado (IVA) y al Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

                    La contribución del estado es lo que más avanzó, del 2.88 por ciento saltó al 6.93 por ciento, lo que representa cuatro puntos porcentuales más.

                   Recibe un poco más del 82.5 por ciento de recursos financieros procedentes del gobierno federal y el estado solo genera por concepto de impuestos un poco menos del 10.4 por ciento.

                   Aunque se insiste hasta el cansancio de que en los 212 municipios que conforman el estado se respira un ambiente de estabilidad económica y tranquilidad social, las estadísticas elaboradas por instituciones oficiales, no las del sector privado, demuestran todo lo contrario.

                   Mientras el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) establece que Veracruz ocupa el tercer lugar a nivel nacional en pobreza, el Consejo Nacional de Población (CONAPO), precisa que el estado cuenta hasta el día de hoy con un millón 619 mil 700 ciudadanos pobres y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), maneja la pérdida acumulada de más de seis mil 850 fuentes de trabajo.

                   No, definitivamente no. Las cosas políticas, económicas, financieras, administrativas, laborales y sociales no están del todo bien en Veracruz.

                   Se habla por un lado de la falta de dinero para cubrir deudas heredadas por sexenios anteriores, pero por el otro se afirma que el gobierno federal ha preferenciado al estado con participaciones, aportaciones y transferencias federales.

                   Esta novela no tiene más que dos capítulos, o confirma la transferencia la presidencia de la república o niega la versión el gobierno de Veracruz.

                   ¿Quién de los dos miente?

                   Así de simple.

                  

                  

                   Sólo para tus ojos . . .

 

 

                   Sabía usted que el ingeniero agrónomo Alfonso Romo, uno de los principales asesores financieros del presidenciable Andrés Manuel López Obrador, es sobrino nieto de Francisco I. Madero y bisnieto de Guasta A. Madero.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.